Javier Marías: Así comienza lo malo Traducido por Margaret Jull Costa Hamish Hamilton, 2016

Síndrome de estrés post franquista


El premio Nobel Javier Marías escribe fuertemente sobre España en los años posteriores a Franco.

Novelista y crítico de libros.
Correo Electrónico: gregnidaros@hotmail.com
Publicado: 16 de marzo de 2017
Así comienza el mal Traducido por Margaret Jull CostaHamish
autor: Javier Marías
Editorial: Hamilton, 2016,

Javier Marías (nacido en 1951) es un autor galardonado, traducido a 42 idiomas y publicado en 55 países. Sus libros han vendido más de 8 millones de copias, y es mencionado frecuentemente como candidato al Premio Nobel de literatura. Marías también es conocida en toda España por su columna de comentarios regulares en el importante periódico El País. Y sin embargo, no se le menciona mucho aquí en el país. Hasta el momento se han publicado cuatro títulos en noruego: El corazón cobarde, Mañana durante la batalla piensa en mí, amoríos y la novela de cartas Naturaleza malvada, o con Elvis en México. Para aquellos de nosotros que no leemos español, casi todas sus novelas están en inglés, y el lanzamiento del año pasado Así comienza lo malo (Así comienza lo malo) tiene su título de Hamlet, donde el propio príncipe Hamlet dice en alguna parte: "Así comienza lo malo y lo peor se queda atrás". No es la primera vez que María recupera un título romántico de Shakespeare; El corazón cobarde es de Macbeth og Mañana durante la batalla piensa en mí fra Richard III. Marías tiene estrechos vínculos con los idiomas inglés e inglés y ha traducido varios clásicos antiguos y modernos del inglés al español.


Después del régimen.
Así comienza lo malo tiene lugar en Madrid (la ciudad natal de Marías) en 1980. El dictador Franco lleva solo cinco años muerto y la democracia puramente española está experimentando un violento boom cultural y social. Después de casi 40 años bajo el gobierno fascista donde la Iglesia Católica ha dominado toda la moral pública, la gente se está aventurando en lo que casi podría llamarse una especie de hedonismo sagrado. El joven narrador de historias Juan de Vere, que trabaja como asistente y hombre versátil en casa con el director de cine Eduardo Muriel, cuenta sobre una agitada vida nocturna con discoteca, drogas y sexo los siete días de la semana, y donde personas de todas las edades pasan el tiempo en el camino. Todos han olvidado el régimen, que aparece como un anacronismo que de repente desapareció. Al mismo tiempo, el peligro de un golpe fascista se cierne sobre el país; en 1977, se aprobó la Ley de amnistía general, y todos los que participaron en los crímenes fascistas del régimen fascista fueron liberados. Como señalan tanto Juan como Eduardo (y Marías), la amnistía fue la única solución a la transición de la dictadura a la democracia: un arreglo de justicia era prácticamente imposible porque demasiados habían estado involucrados en los errores del régimen.

A menudo es mejor seguir viviendo con una mentira que relacionarse con una verdad dolorosa.

Detallado Rich. Este es el contexto histórico de una novela que tiene lugar en gran medida dentro de cuatro paredes y que, además de Juan, incluye a Eduardo, su esposa Beatriz y algunos amigos de la casa, principalmente el eminente pediatra Jorge Van Vechten. El autor describe a sus protagonistas con profundidad y audacia juguetona y nunca teme profundizar en los detalles y las digresiones para completar la imagen. Marías ha traducido obras de Thomas Hardy, Henry James, Joseph Conrad y no menos importante Faulkner, así como una gran cantidad de poetas, incluidos Wallace Stevens, Seamus Heaney, John Ashbery y Joseph Brodsky. Todos estos han dejado su huella estilística en él, y es fácil imaginar que también lo han influenciado en un nivel más profundo. Marías ha declarado que traducir es la mejor manera de aprender a escribir, porque no solo traduces, sino que también reescribes un texto durante el trabajo de traducción. Y de esta manera, la traducción (si es lo suficientemente buena) parece extremadamente dinámica.

Mentiras y verdad. Esto se ve en los narradores de las novelas de María. En cierto sentido, también se les puede llamar traductores: "han elegido su propia voz", hablan poco sobre sus propios antecedentes y son principalmente comunicadores de conocimientos, como intérpretes, cantantes de ópera y docentes universitarios. Y Juan, el narrador en Así comienza lo malo, tiene un nuevo título universitario reciente, pero pasa casi todo su tiempo observando, analizando y especulando sobre lo que está sucediendo en la casa de Eduardo y Beatriz. Juan tiene solo 23 años, pero es poco egocéntrico; le preocupa más observar y vivir con otras personas, y lo hace con una apariencia de cámara. Todos los que lo rodean son mayores y tienen más experiencia de vida: han vivido los largos años de represión y censura del régimen y han aprendido a guardar y guardar secretos. Y una noche tarde, Juan Eduardo escucha a Beatriz por algo que hizo hace mucho tiempo y por lo que le pide perdón. Juan no descubre de qué se trata, pero registra el frío y el odio que muestra Eduardo. Poco después, recibe una especie de asignación secreta de Eduardo; se convertirá en amigo y compañero de fiesta con su amigo Van Vechten. Eduardo ha escuchado rumores feos sobre el amigo, que puede haber abusado de mujeres en el régimen, y debe averiguar si estos rumores son ciertos.

Sombrío. La eterna conmutación entre la verdad y la falsedad está en el corazón de las novelas de Marías. Aunque supuestamente María no tiene sentido mezclar política e ideología en novelas (especialmente la suya propia), tanto los personajes como la acción del legado de Franco se caracterizan: los individuos están atrapados en una red invisible de casualidad y silencio, hipocresía y oportunismo. , cobardía y cinismo, angustia, traición, odio y brutalidad Eduardo en la novela afirma acertadamente que la verdad a menudo no vale la pena, cuesta demasiado, a menudo es mejor seguir viviendo con una mentira que lidiar con una verdad dolorosa. Sabio tanto de la lesión como de la experiencia, el anciano Eduardo le dice al joven Juan que la vida a menudo se vive mejor sin la verdad, al menos las verdades que traen sufrimiento. Y ya no tiene sensación de sufrimiento. Estas son palabras sombrías, escritas por un autor que a menudo tiene un tono espiritual y de buen espíritu en sus libros. pero Así comienza lo malo También es más oscuro que cualquier cosa que Marías haya escrito antes, tal vez porque en esta novela escribe no solo para aquellos que recuerdan a Franco (y lo amaron u odiaron), sino también para la generación que solo conoce al hombre y su antiguo y brutal régimen como historia, que Una historia que todavía divide a España en dos.

Un acuerdo judicial era prácticamente imposible porque demasiados habían estado involucrados en las fechorías del régimen.

Suscripción NOK 195 trimestre