La crisis cuando llega


La próxima crisis financiera no será como la anterior.

Editor responsable de MODERN TIMES.
Correo Electrónico: truls@nytid.no
Publicado: 1 de febrero de 2019

Permítanme insinuar esto con Charlie Chaplin, ya que ve dos formas de filmar la broma con la cáscara de plátano: la primera muestra a un hombre bien vestido caminando por la Quinta Avenida en Nueva York. Luego, la cámara va al primer plano de la cáscara de plátano, corta el pie que se desliza y luego se aleja con el hombre aterrizando sobre su espalda. Jajaja. Pero la segunda escena, explica Chaplin, comienza como la primera, pero luego el hombre ve la cáscara de plátano y sonríe cuando descubre la cámara de película oculta, y luego rápidamente se hace a un lado, pero como está ciego por la tapa de alcantarilla abierta, cae en el agujero.

Joseph Vogl

El berlinés Joseph Vogl está detrás del éxito de ventas El fantasma de la capital – nylig utgitt på norsk som El fantasma del capital (Editor H // O // F, 2019, traducido por Eirik Høyer Leivestad). El punto principal al leer el libro es el futuro irracional e impredecible del mercado financiero, a pesar de que los economistas todavía parecen creer en mercado tan justo y equilibrado Vogl se refiere a la "mano invisible" de Adam Smith como la creencia algo religiosa de los liberalistas del mercado en una racionalidad detrás de lo que funciona. En el lanzamiento en Oslo en enero, Ebba Boye, en la conversación con Vogl, también señaló que la economía ahora necesita nuevos libros de texto, ya que el mercado no es un mecanismo "perfecto" en el cual las crisis surgen por razones completamente diferentes.

financiarización

Boye y Vogl se refieren a la nueva ideología actual como "financiarización", donde el énfasis se ha alejado de la economía real. Los financiadores están degradando la economía real por los valores acumulados, ya que están más preocupados por el valor de venta de las empresas que por la producción misma. Esta financiarización también se está infiltrando en áreas de la vida cada vez mayores, donde el dinero se ha convertido en la meta y escala de la sociedad.

Boye menciona al fabricante de automóviles Ford, que hoy aprovecha más los beneficios de las ventas. préstamos para automóviles que en la venta real de automóviles. Y que los dueños de negocios están cada vez más interesados ​​en el valor de venta de sus acciones que en la empresa que reinvierte las ganancias en las operaciones. Por lo tanto, se obtienen ganancias sustanciales para adquirir acciones en lugar de reinvertir en empleos o producción.

Aquí podemos agregar que el financiero también es impulsado por los llamados préstamos apalancados - préstamos especulativos con alto riesgo. El Fondo Monetario Internacional escribe que estos préstamos se utilizan para adquisiciones y fusiones, pago de dividendos y recompra de acciones. Los préstamos no se destinan a la inversión necesaria a largo plazo en la producción, sino que expresan el deseo de obtener ganancias a corto plazo. Y tales valores de acciones pueden caer repentinamente si las expectativas de rendimiento se vuelven pobres, como una compañía que Apple ha "perdido" recientemente los valores de las acciones por más de $ 3000 mil millones (debido a las bajas ventas de China) o el valor de las acciones de la aerolínea Norwegian se ha reducido a la mitad desde mayo. el año pasado (debido a resultados debilitados).

Verano loco

Ebba Boye

Según Vogl y Boye, el mercado financiero es ahora, ya que en gran parte consiste en derivados og liknende – på rundt 10 000 000 000 000 000 kroner, eller nesten 1000 oljefond, om jeg har holdt styr på alle nullene. Dette er virtual penger, finansprodukter og spekulative investeringer utenfor realøkonomien. Derivater forklares som det å kunne forsikre seg mot at prisen på eksempelvis korn skulle falle – før sesongen – om du er bonde. På den annen side kan brødbakere sikre seg mot at kornprisene går opp. Dette var kanskje en god tanke en gang, men i dag er dette stort sett rå spekulasjon i valutakurser, risikoaksjer, subprimelån, rentesatser, inflasjon og mulige handler eller politiske hendelser. Denne «virtuelle» omsetningen er nå på rundt 15 ganger hva hele verden reelt sett produserer og omsetter for årlig – altså verdens samlede brutto nasjonalprodukt (BNP).

¿Cómo se han hecho posibles estos "juegos piramidales"? Diría que en el camino, al menos los bancos centrales, como la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco Central Europeo o el Banco Norges, han "impreso" el dinero que prestan a los bancos, que a su vez se lo prestan a empresas y particulares. Los bancos también suelen buscar varias rondas de dinero, que se reciclan a varios prestatarios. Y cuando hay momentos de crisis, los bancos estatales brindan la llamada flexibilización cuantitativa, donde se empuja más dinero y se rocía para evitar la recesión. El crecimiento económico es nuestra primera prioridad.

Nosotros, otras personas que ganamos nuestro dinero del salario del trabajo normal, también perderemos relativamente si nuestros "ahorros" se convierten en una parte cada vez menor de las crecientes tenencias de dinero. Y si los billetes de los bancos centrales "se calientan, tiene pocas perspectivas nacionales, donde enfrenta escepticismo sobre la moneda extranjera; por ejemplo, la moneda en Venezuela ha caído por debajo de cien en comparación con el dólar en el pasado.

De vuelta a Vogl

Él escribe que predecir el punto donde las burbujas financieras y de la deuda pueden explotar se encuentra en algún lugar "entre el riesgo (calculable) y la incertidumbre (errática)". Vogl describe la especulación gigantesca de nuestro tiempo como "el riesgo presente se compensa con el riesgo futuro, que a su vez se compensa con el riesgo futuro". Para los "mercados contemporáneos" se rigen por una serie interminable de anticipaciones ". Entonces las facturas se trasladan al futuro. Aquí, "el futuro, es decir, el tiempo, se supone como un recurso infinito e inagotable".

"El riesgo actual se compensa con el riesgo futuro, que a su vez se compensa con el riesgo futuro".

La meg legge til at staten vel ikke er særlig bedre enn finansspekulantene – der statsbankene tar opp lån de neppe akter å innfri, altså betale tilbake med det første. Prinsippet om at man tradisjonelt betjener lån med  framtidig skattlegging eller andre statlige produksjonsinntekter, virker forlatt. Vel, i Norge har man jo formue, enn så lenge – oljefondet er hovedsakelig investert i papirer for avkastning framfor i fast eiendom.

En los Estados Unidos, recaudaron préstamos por alrededor de NOK 2800 mil millones el último trimestre, de hecho, tanto como los préstamos del gobierno en todo 2006. Se dice que están directamente por delante de la recesión cuando la deuda nacional supera el 90 por ciento del producto interno bruto. Pero, curiosamente, según The Economist, la deuda pública en Japón ahora es de hasta el 230 por ciento del PIB, y sin embargo, uno está invirtiendo ansiosamente allí. Esos jugadores fuertes obviamente tienen más crédito que otros.

opciones

Bowie
Hvorfor Bowie i videoen Plutselig Ses med en T-skjorte påskrevet «song of Norway” vites ikke.

Om du som oss ikke tror at dette bare vokser inn i himmelen, er spørsmålet hvordan man skal gjøre seg mindre avhengig av finansboblene. Utover å bruke penger for å eie reelle ting, kan jeg vel som andre antyde  noen verdier på siden av finanspengenes løpske verden: som tilegnelse av kunnskap og erfaring; opprettholdelse av god helse; menneskelig samvær og langsiktige vennskap; eller gleden over hva naturen kan tilby. Det å nyte ettermiddagssolen koster fremdeles ingenting.

Periódicamente se producen nuevas crisis financieras, y la siguiente puede ser catastrófica, como la historia de la cáscara del plátano.

Así que termino aquí con la canción de David Bowie "Donde estamos ahora» (2013, se video) – etter sigende en betraktning fra da muren falt, fram til dagens Berlin. For først når øyeblikket inntreffer – «the moment you know, you know you know» – da er framtiden her.


Siéntase libre de ver el video http://youtube.com/watch?v=QWtsV50_-p4
o el artículo Economía demasiado madura.

Suscripción NOK 195 trimestre